1ra Cadena 94.5 FM Y 650 AM

2da Cadena 105.1 FM

Autoridades alemanas condenan actos de violencia en Hamburgo

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 9 Julio, 2017

Hamburgo.- El presidente de Alemania, Frank Walter Steinmeier, el ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, y el alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, condenaron hoy los actos de violencia registrados en esta ciudad durantes la realización de la Cumbre del Grupo de los Veinte (G-20). Durante una visita al barrio de Schanzenviertel, epicentro de los disturbios contra la Cumbre del G-20, Steinmeier condenó la violencia en Hamburgo de los últimas tres noches y dijo que las imágenes de lo ocurrido le han "horrorizado, conmocionado y dejado estupefacto". "Semejante nivel de violencia en unas manifestaciones, en las que los antisistema han actuado con desmesurada rabia destructora contra policías, pero también contra la propiedad privada de los ciudadanos, no se ha visto en Alemania en los últimos años", dijo. El presidente alemán advirtió de que no se puede dejar en mano de "algunos pocos brutales delincuentes violentos" la decisión sobre lo que puede o no celebrarse en Alemania, según un reporte de la cadena Deutsche Welle (DW) "Si un país democráticamente consolidado como Alemania ya no es capaz de convocar a invitados internacionales, no solo peligra una única conferencia, sino que, en esencia, dejamos en manos de unos pocos delincuentes violentos y brutales, como los que hemos visto aquí en Hamburgo, la decisión y elección de lo que puede celebrarse o no en Alemania", dijo. Steinmeier agradeció a la Policía por su labor para hacer frente a los manifestantes en Hamburgo, en las condiciones más difíciles, y afirmó que las fuerzas de seguridad "merecen todo el reconocimiento, no sólo por haber hecho su trabajo, garantizar la seguridad en la ciudad, sino por "proteger el derecho a la libertad de expresión, que "muchos querían ejercer de manera pacífica". El alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, que visitó junto al presidente la zona del Schanzenviertel, agradeció también el "gran papel" de las fuerzas de seguridad y rechazó enérgicamente cualquier crítica a su labor para mantener el orden. "Lo hicieron todo bien y llevaron a cabo una misión heroica", dijo Scholz, al tiempo que subrayó que lo ocurrido en Hamburgo "es imperdonable" e "injustificable". En su columna publicada este domingo en el diario Bild, el ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, también se refirió a los disturbios y afirmó que los manifestantes violentos que han actuado en Hamburgo "no se diferencian para nada de los neonazis" y aclaro "todo esto no tiene nada que ver con 'razones de la izquierda'". "Lamento que la imagen internacional de Alemania se vaya a ver gravemente afectada por lo ocurrido en Hamburgo, pero aseguro que se trata de una imagen distorsionada, porque la gran mayoría de ciudadanos alemanes defiende la paz y la democracia", subrayó. Las declaraciones de los tres líderes alemanes fueron emitidas tras una tercera noche de disturbios y protestas violentas en Schanzenviertel, que dejaron varios agentes heridos y un número indeterminado de detenidos. Pese a que unos 20 mil agentes de la Policía fueron desplegados a Hamburgo para garantizar la seguridad durante la realización de la cumbre del G-20, la ciudad vivió otra noche de violentas protestas de manifestantes contrario a la reunión de las 20 economías más desarrolladas del mundo. La Policía usó carros lanzaaguas y gas pimienta para disolver las protestas de unos 600 manifestantes, que tras el cierre de la cumbre del G-20 se congregaron en el vecindario de Schanzenviertel, escenario de fuertes disturbios desde el viernes. Algunos manifestantes enmascarados atacaron la sucursal de un banco y saquearon varios comercios de Schanzenviertel y en el vecindario de Neuer Pferdemarkt, lo que provocó la intervención de las fuerzas policiales. Las protestas, denominadas "Bienvenidos al infierno", se registran desde la madrugada del viernes, horas antes de que los líderes del G-20 celebraran sus primeras sesiones en el recinto ferial, ubicado en pleno centro de Hamburgo. El portavoz de la Policía local, Timo Zill, informó que a consecuencia de los disturbios, cerca de 300 policías resultaron heridos y más de 145 manifestantes fueron detenidos, por su participación en actos violentos y la quema de decenas de vehículos en las calles, muchos de ellos de lujo. Notimex

Source: Internacional