Por deuda, lo descuartizan y comen sus restos

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 5 febrero, 2018

Un joven del barrio de Valencia, en el centro de Venezuela, fue asesinado y comido por sus vecinos, esto por una deuda de 500,000 bolívares (alrededor de 50,000 dólares). El miércoles pasado, según El Nuevo Herald, se informó sobre la desaparición de un chico de 17 años, que con anterioridad había tenido una discusión con su vecino y el hijo de este. Según autoridades, los propios familiares del joven, comenzaron con la búsqueda del chico, llegando a la conclusión de que sus vecinos habían intervenido en la desaparición. "Sabemos que discutieron por 500,000 bolívares, pero no sabemos quién los debía, ni quién quería quedarse con ese dinero", dijeron los familiares. Al continuar la búsqueda cercana a su vivienda, familiares hallaron una fosa con restos de una osamenta, con pocos restos de piel y músculo; reportando este hallazgo a autoridades, suponiendo que era el joven y asegurando, que los culpables de la muerte eran sus vecinos. Ante esta acusación, policías arrestaron a padre e hijo para comenzar la investigación, quienes confesaron que mataron a su vecino golpeándolo en la cabeza con un tubo. Y que para evitar que el fétido olor del cuerpo en descomposición los delatara, decidieron quitarle la carne y cocinarla, pero después decidieron comerse los restos asados y enterrar los huesos. Para ello, todos los familiares de los asesinos, ayudaron a trasladar el cuerpo del chico de 17 años a un lugar entre la maleza para ahí, cocinarlo en una fogata, la cual fue encontrada por autoridades días después. Ante la confirmación del atroz crimen, autoridades encarcelaron a los asesinos y sus familiares en la penitenciaria del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), sin embargo, prisioneros de dicho penal pidieron que fueran encerrados en celdas separadas por temor a ser atacados y comidos.

Source: Internacional