Silencio y tensión habitan ahora en la colonia Narvarte luego del sismo

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 23 septiembre, 2017

México.- En las calles aledañas a Enrique Rébsamen, en la colonia Narvarte Poniente, donde un edificio se colapsó y otros dos están en situación de riesgo, predomina el silencio pero también el miedo, y los vecinos se apresuran a sacar de sus viviendas dañadas algunas de sus pertenencias más importantes. Al menos cuatro camiones que transportan elementos policiales estuvieron estacionados en la calle y desde esta mañana, vecinos de calles aledañas como Heriberto Frías, Morena, Anaxágoras y Pestalozzi intentaban ingresar a sus domicilios para recuperar algunos de sus bienes. A diferencia de ayer y con el temor en el aire a nuevos derrumbes, las calles de la zona permanecían casi en silencio y semidesiertas; sólo se escuchaban el sobrevuelo de aviones y el ulular de algunas ambulancias. Una habitante de un edificio en la calle de Anaxágoras contó que un departamento en el edificio derrumbado en Petén era de su mamá y que ahora, muchos de sus amigos y vecinos de infancia ya no están en este mundo. "No tenemos agua ni luz ni nada; estamos sacando lo que podemos, ya vinieron a evaluar el edificio pero tenemos miedo", expresó el vecino de una de las colonias afectadas por el movimiento telúrico en la delegación Benito Juárez. Algunos vecinos de Heriberto Frías, atrás de Rebsamen, subían a las azoteas a tomar fotografías del lugar con sus celulares, en tanto que otros, sobre todo de esta última calle, permanecían en sus casas. Ayer las calles cercanas estaban abarrotadas por jóvenes y civiles que ofrecían ayuda; hoy están casi vacías, pero los que se quedaron esperaron la indicación para remover escombros. Una vez dado el aviso, poco antes de las seis de la tarde, al menos 50 muchachos ingresaron al área antes restringida, equipados con cascos, botas, chalecos y cubrebocas rígidos, hicieron su labor. Elementos de la Policía Federal, visiblemente cansados, refirieron que venían de trabajar en Juchitán, Oaxaca, tras el sismo registrado el pasado 7 de septiembre y que aún no sabían cuándo los iban a relevar; "nosotros sólo seguimos órdenes", agregaron. Notimex

Source: Nacional