Tras sismos, usan bar de Juchitán como salón de clases

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 9 noviembre, 2017

Agencia EFE

Un bar en la zona de Juchitán fue adaptado para que los niños que perdieron sus escuelas en los sismos de septiembre no pierdan clases. De acuerdo con el reporte de la agencia EFE, el bar llamado Coco Bongo alberga a 35 niños y niñas, de diferentes edades, que toman clases de primaria en el patio del lugar. Para ello, se colocaron 10 mesas donde un maestro de inglés, español, de educación física y una psicóloga que atienden a los alumnos, tras encontrar la convocatoria en Facebook. En entrevista para la agencia, el dueño del local, Carlos Antonio López, reconoció que la idea vino de su esposa, Nelmi Roselis Trejo, quien se empezó a preocupar por sus hijos ya que sólo veían televisión y jugaban. "Pedimos el apoyo de vecinos, solicitamos maestros por Internet y tuvimos respuesta. A un mes del terremoto ya estábamos trabajando con ellos, teníamos el espacio, las mesas, las sillas y el deseo de ayudar", declaró Trejo. Los dueños del Coco Bongo cobran cinco pesos por alumno y a cambio les dan actividades escolares y desayuno, de lunes a sábado. Aunque la idea ha sido criticada, los maestros que dan clases en el bar afirman que esto ayudó a los niños a superar lo sucedido con los terremotos y a no perder el ritmo escolar, mientras el gobierno federal termina de instalar las aulas temporales que prometió. "Cuando los niños llegaron aquí parecían expertos, sabían todo del terremoto, lugar del epicentro, magnitud y duración, cosas que ni yo sabía, pero también se habla del tema y se les brinda apoyo psicológico y se ofrecerá también a padres de familia", sostuvo López. <iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/FmZBWeFjSOk" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Source: Estados Nacional